6 plantas efectivas en el tratamiento de afecciones respiratorias comunes

6 plantas efectivas en el tratamiento de afecciones respiratorias comunes

Si te preguntas cómo combatir eficientemente las afecciones respiratorias con plantas medicinales para el sistema respiratorio te ofrecemos la siguiente investigación con seis plantas medicinales increíblemente efectivas: la cúrcuma, el eucalipto, las equináceas, el ginkgo, el llantén y la malva.

Sin temor a exagerar, se puede aseverar que los más eficientes químicos de la naturaleza son las plantas. Todos los seres vivos, por definición, presentan un metabolismo particular: degradan ciertos compuestos químicos, pero son también capaces de sintetizar otros.

Desde las bacterias hasta los seres humanos, todos degradamos materia y sintetizamos compuestos de distinta naturaleza. Sin embargo, ningún otro grupo de seres vivos presenta tal riqueza y variedad de compuestos simples y complejos como las plantas. Muchos de ellos forman parte de la farmacopea de los seres humanos, y de otros animales, desde tiempo inmemorial durante su evolución conjunta.

La terapia basada en el uso racional de plantas medicinales es de larga data. La modernidad, sin embargo, ha aportado también la aplicación del método científico para identificar, entender y probar (o negar) la eficacia de ciertos fitoquímicos (compuestos químicos producidos por las plantas) en el tratamiento de enfermedades.

En el caso de las enfermedades respiratorias, la fitoterapia incluye el uso de plantas medicinales que se ha comprobado producen fitoquímicos con actividad antiséptica (antibacteriana y antifúngica), antiinflamatoria, antiviral, antitusiva y expectorante.

Hoy les invitamos a re-conocer con nosotros siete de estas plantas medicinales para el sistema respiratorio. Recuerde que si bien una planta, gracias a algún compuesto químico particular, puede ser eficaz en el tratamiento de alguna afección respiratoria, el consejo médico sólo lo pueden brindar los especialistas del área. 

Además, hasta la fecha, algunas de las promisorias actividades de los fitoquímicos presentes en las plantas han sido demostradas únicamente en estudios de laboratorio (ensayos in vitro y/o modelos animales) y empleando aceites esenciales, en los cuales todos los componentes de la planta están altamente concentrados. 

Tampoco debemos olvidar que los fitoquímicos también pueden tener un efecto adverso, contraindicado o potenciador en fármacos presentes en algún tratamiento médico que estemos siguiendo, o incluso en otras plantas y sus partes y/o extractos que estemos consumiendo.

Por lo tanto, un poco de  cautela, sentido común, investigación y consulta médica es altamente recomendable, nunca está demás... y puede incluso llegar a ser entretenido.

Haremos énfasis en algunas plantas que han demostrado tener un efecto positivo en el tratamiento de, particularmente, la bronquitis y la tos (seca o productiva).

té de hierbas afecciones respiratorias
Las bebidas calientes a base de hierbas tienen en común efectos tranquilizantes en el sistema nervioso.

Nuestras plantas medicinales de hoy para las afecciones respiratorias

Hoy hablaremos de plantas que son mayoritariamente hierbas; las únicas excepciones son el eucalipto y ginkgo, que son árboles. Todas son originarias del Viejo Mundo, excepto las equináceas de Norte América. Sin embargo, dado que ahora para casi todas la distribución es cosmopolita, estas plantas son fáciles de encontrar. En el caso del ginkgo y la equinácea lo más probable es que sólo pueda encontrarlas como suplemento procesado.

Estas plantas son fáciles de identificar, y tienen una larga historia de coexistencia con el ser humano. Gracias a estudios llevados a cabo en diversas partes del mundo, también conocemos mejor la base científica de sus efectos comprobados. También sabemos cuándo es contraproducente su uso, o cuándo consumirlas realmente es simplemente tomarse un té en la nochecita.

Las plantas que veremos hoy se conocen como cúrcuma, equinacea, eucalipto, ginkgo, llantén mayor, malva y orégano.

También te puede interesar leer: Cómo evitar el estrés,la ansiedad y la depresión en esta cuarentena obligatoria

La cúrcuma (o Turmeric): planta medicinal milenaria

Cúrcuma planta medicinal
La cúrcuma es una raíz con grandes propiedades antisépticas que cada vez gana más terreno en el ámbito cosmético, culinario y para la salud.

La cúrcuma es una planta medicinal herbácea perenne de origen asiático perteneciente a la familia Zingiberaceae- de la cual también forman parte el jengibre y el cardamomo- así como numerosas plantas ornamentales. Crece bien en climas cálidos y actualmente es de distribución pantropical.

Originalmente, y aún hoy día, es muy apreciada culinariamente, y en otras actividades, como especie colorante. Sus más conocidos compuestos bioactivos  incluyen la curcumina (diferuloil-metano, o el compuesto colorante de la planta), que es el más abundante y estudiado, la demetoxicurcumina y la bis-demetoxicurcumina, así como los aceites volátiles turmerona y atlantona. Algunos compuestos de la cúrcuma se han asociado con efectos protectores sobre el tejido pulmonar y como potente virucida.

¿Cómo se prepara la planta medicinal cúrcuma?

La cúrcuma se puede preparar hirviendo dos cucharadas de raíz rallada por 20 minutos, o una cucharadita de cúrcuma en polvo por 10 minutos. En ambos casos se filtra antes de consumir. Se desaconseja su uso en personas con problemas de vesícula biliar, incluyendo cálculos, o de hígado como la cirrosis hepática, o si se sufre de ictericia. Su uso tampoco no es aconsejable en mujeres embarazadas ni en niños menores de tres años.

Aunque es una planta medicinal no debe consumirse mucha cúrcuma ya que esta especie afecta la coagulación de la sangre. Es mejor evitarla si se sufre del corazón, si se tienen várices, o si se consumen medicamentos que afectan la circulación sanguínea.

La planta medicinal de cúrcuma es también conocida en los países de habla hispana como palillo, azafrán cimarrón, jengibrillo, cúrcuma de la india, azafrán de la India y azafrán de raíz.

La planta medicinal de eucalipto

Así es, el eucalipto es el antiflamatorio por excelencia. Se considera que el eucalipto es la planta medicinal con el aceite esencial más efectivo para el tratamiento de afecciones respiratorias. El eucalipto es un árbol originario de Australia; el género de estas plantas, que incluye cientos de distintas especies, se conoce  con el nombre científico de Eucalyptus.

Estos árboles pertenecen a una de las familias de plantas vasculares más extensa, fragante y hermosa: la familia Myrtaceae. Esta familia incluye también plantas como la guayaba, el bayrum, la pomarrosa, la guayabita del Perú, entre muchísimas otras. 

Entre las plantas de eucalipto encontramos a Eucalyptus globulus, del cual se emplean:

  • Las hojas que son ricas en flavonoides, triterpenos, taninos, así como ácidos fenólicos varios.
  • El aceite esencial muestra un potente efecto antiséptico a nivel respiratorio. El aucalipto también tiene actividad antiinflamatoria, antiespasmódica, mucolítica y expectorante.
  • A nivel de afecciones respiratorias se emplea en el tratamiento de la bronquitis, tos seca, asma y sinusitis.
  • El eucalipto como planta medicinal se emplea tradicionalmente en inhalaciones, pero también puede ser empleado en infusiones y extractos secos.
Hojas de la planta medicinal de eucalipto
Son muy conocidas las propiedades beneficiosas del eucalipto para el sistema respiratorio

La evidencia experimental indica que el eucaliptol, uno de los más importantes fitoquímicos presente en el aceite esencial de esta planta, ayuda a dispersar el mucus en personas asmáticas, y mejora los síntomas de la bronquitis.

¿Cómo se prepara el eucalipto? 

  • Agrega agua que haya comenzado a hervir a una taza e incorpora una cucharadita de hojas secas, tapa y deja reposar por unos 10 minutos. Cuela antes de tomar una taza, de una a dos  veces al día. 
  • Si es para inhalar, utiliza unos 10 gr de hojas por cada litro de agua, la cual debes dejar hervir. Inhala los vapores con la cabeza cubierta durante unos 10-15 minutos.

Dada su potencia y potenciales efectos convulsionantes y neurotóxicos, debe usarse con precaución, en periodos no prolongados, y nunca en mujeres embarazadas, lactantes o en niños menores. Su uso también está contraindicado si se sufre de deficiencias hepáticas, gastritis y úlcera péptica.

Las equináceas 

Equinacea

Las equináceas son un grupo de plantas (es decir, distintas especies), originarias de América del Norte. Son hierbas perennes que se agrupan bajo el género específico Echinacea, como E. purpurea, E. angustifolia, E. pallida, que son las más empleadas. Pertenecen a la familia Asteraceae- una de las más grandes de las familias de plantas, que incluye a la margarita, el girasol y la lechuga, entre muchas otras.

Se cree que los compuestos antioxidantes presentes en estas plantas ayudan a reducir los síntomas asociados con la bronquitis crónica. El té de equinácea ayuda a reducir la mucosidad, y por ende, a disminuir la inflamación.

DESCUBRE  Cómo dormir bien y rápido en medio de esta crisis de Covid-19

El efecto de esto último permite que se experimente una notable mejoría en la necesidad de toser, la cual se reduce de manera apreciable. Sin embargo, la planta se consigue generalmente, sólo como suplemento herbal.

Flores de Equinacea

La planta medicinal empleada comúnmente como paliativo en el tratamiento de afecciones respiratorias como los síntomas del resfriado común, es la equinácea. Estudios científicos han demostrado que el uso de cápsulas secas de equinácea no es realmente efectivo ya que no brinda ningún beneficio apreciable en estos casos. Sin embargo, sí se han observado algunos efectos positivos cuando se usa para mejorar el tratamiento de la faringitis, sinusitis, y bronquitis.

No se aconseja su uso en mujeres embarazadas o lactantes. Las equináceas pueden causar alergias, sobre todo en niños menores de doce años. En algunos casos las reacciones son muy fuertes. No se recomienda su uso en pacientes con enfermedades del hígado o autoinmunes. Su uso continuado es nocivo para la salud. 

El ginkgo 

Otra planta medicinal para el sistema respiratorio es el ginkgo, conocido también como nogal de Japón o erróneamente, como albaricoque plateado. Su presencia ancestral era amplia en las zonas templadas, pero su distribución se terminó restringiendo a China.

Se le puede encontrar en la actualidad en otros países de Asia, Europa y los Estados Unidos. En América del Sur, se le reporta también en Uruguay, Argentina y Chile. La ciencia lo designa con el nombre de Ginkgo biloba, que es la única especie no extinta de la familia Ginkgoaceae. La planta tiene una larga historia de domesticación y uso farmacológico. 

A los extractos de hojas de ginkgo se le atribuyen efectos positivos en el tratamiento de algunas dolencias o deficiencias relacionadas con el envejecimiento del sistema circulatorio. El extracto de gingko es rico en flavonoides que tienen la capacidad de estimular la circulación sanguínea central y periférica.

En consecuencia, todos los tejidos se ven beneficiados de un incrementado flujo de oxígeno y dióxido de carbono, nutrientes, metabolitos, etc. A estos flavonoides también se le atribuyen actividad antiagregante (previenen la aglutinación de plaquetas) por lo que disminuye el riesgo de formación de coágulos, y por ende, de sufrir trombosis.

Los frutos de la planta también se ha empleado tanto en la cocina tradicional China, así como en el tratamiento de algunas enfermedades. Los frutos son expectorantes y antitusivos, y las semillas se han empleado para combatir el asma y la bronquitis. Un alto consumo de las semillas, incluso cocidas. resulta tóxico por lo que hay que proceder con cautela cuando se recurra a su uso.

6 plantas efectivas en el tratamiento de afecciones respiratorias comunes 1

Los fitoquímicos de ginkgo también son conocidos por su actividad antioxidante, anti diurética y antihemorroidal. Estudios controlados avalan, por otro lado, su utilidad en el tratamiento de la fibrosis pulmonar. Por el contrario, también se ha comprobado que ginkgo no es efectivo ni en la prevención ni en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, y la demencia senil.

¿Cómo se prepara el ginkgo?

La infusión de ginkgo, la cual se puede tomar dos veces al día, se prepara agregando una cucharadita de hojas de la planta a una taza de agua recién hervida.

También, si se agrega estas hojas a agua a punto de ebullición y se le deja hervir por unos pocos minutos, se prepara una decocción de la planta a la cual se le puede rebajar el sabor amargo agregando miel.

En casos de sobredosis, gingko produce mareos, náusea, vértigo y diarrea. Su uso está desaconsejado en personas que sufren de desórdenes circulatorios, o que consumen anticoagulantes (incluye a la aspirina en tus consideraciones), o en mujeres embarazadas.

El llantén mayor 

para qué sirve la planta de llantén mayor

El llantén mayor es una planta herbácea perenne originaria del viejo mundo, pero con distribución cosmopolita en la actualidad. Conocida por los botánicos como Plantago major (familia Plantaginaceae), se le conocen dos variedades importantes, denominadas mayor y japónica.

El género Plantago incluye muchas otras especies, algunas de las cuales presentan también una interesante actividad farmacológica. Éstas incluyen a P. media, P. lanceolata, P. coronopus y P. indica.

¿Para qué sirve la planta de llantén?

La planta de llantén se ha usado desde la antigüedad para el tratamiento de varias afecciones. Desde el punto de vista de las vías respiratorias y su adecuado comportamiento, la planta de llantén sirve como remedio pectoral gracias a la acción de sus mucílagos y el ácido silícico. Para dolencias del mismo sistema, se emplea igualmente como antitusígeno y expectorante, así como para combatir el asma, el catarro y la bronquitis. 

La planta también parece tener efecto anticancerígeno, antiinflamatorio, antibacteriano, analgésico, antioxidante, diurético, virucida, emoliente y cicatrizante, antidiabético, y antidiarreico, entre otros. Estos efectos farmacológicos se deben a la multitud de diferentes compuestos presentes en la planta que incluyen:

  • Flavonoides, incluyendo la luteolina, plantagenina, nepetina y apigenina.
  • Alcaloides, como la indicaína y la plantagonina.
  • Terpenoides, como los ácidos ursólico y oleanólico, sitosterol, etc.
  • Glicósidos iridoides como la aucubina

Se han aislado, y se conocen bien, numerosos ácidos grasos, polisacáridos, vitaminas y derivados del ácido cafeico que contribuyen a explicar la variada gama de efectos farmacológicos de la planta.

¿Cómo se prepara el llantén?

Ahora que sabes para qué sirve la planta de llantén, te preguntas cómo prepararla tú mismo. Tienes las opciones de consumir las hojas de esta planta medicianl en decocción o luego de una maceración de varias horas:

Se agrega agua que haya roto a hervir a una taza a la cual se añade una cucharadita de hojas frescas o secas, se deja reposar. Se toma una taza por no más de tres veces al día.

Para su uso en el tratamiento de la bronquitis, se puede preparar una infusión o un jarabe: se deja reposar por varias horas una mezcla de hojas picadas y agua; la mezcla se filtra y se le agrega miel. De ser necesario, disolver mediante baño de María, dejar enfriar, envasar en vidrio y almacenar en frío sin congelar. Al ser necesario, consumir tres cucharadas al día.

Algunas personas han mostrado ser alérgicas a la planta. En otras, su consumo puede causar somnolencia y cólicos intestinales.

La malva 

Flor de Malva

Malva es el nombre con el cual se conoce un grupo de plantas herbáceas-leñosas, mayoritariamente de uso ornamental, originarias del viejo mundo; se les considera como plantas anuales o perennes. El género científico Malva incluye unas 30 especies reconocidas. Entre ellas encontramos a la malva común (Malva sylvestris).

Sin embargo, plantas pertenecientes a otros géneros de la familia Malvaceae, también se conocen con el nombre del malvas; por ejemplo, la “malva arbórea” se conoce como Lavatera arborea (más recientemente como Malva dendromorpha), y el malvavisco como Althaea officinalis.

A la familia Malvaceae pertenecen también plantas como el cacao, la Flor de Jamaica, otros hibiscos (o cayenas) y el algodón. Esta sección está dedicada únicamente a la malva silvestre- una planta que ha acompañado al ser humano en su evolución, tanto como planta comestible como por sus múltiples efectos benéficos sobre la salud.

En el tema que nos ocupa hoy sobre afecciones del tracto respiratorio, la malva tiene propiedades expectorantes, antioxidantes y antiinflamatorias. En este último caso, la malva es muy popular ya que, por sus propiedades emolientes, actúa suavemente sobre la mucosa respiratoria cuando se emplea para reducir su inflamación. 

Generalmente se emplean las hojas y flores en razón de la alta concentración de sus flavonoides (incluyendo la malvina y la oeina), así como del mucílago que produce la planta. Éste es muy rico en los ácidos glucurónico y galacturónico, y azúcares como la ramnosa, galactosa, fructosa, glucosa, trehalosa, etc.

La planta también es rica en terpenoides como la malvona, la cual posee una potente actividad antimicrobiana, así como en algunos derivados fenólicos, pigmentos, esteroles y cumarinas.

¿Cómo se prepara la malva?

Es muy popular la infusión de malva para atacar la tos o afecciones bronquiales: acompañada o no de limón y endulzada con miel. Se han realizado estudios de las actividades virucida, antifúngica y antibacteriana de los extractos de malva con resultados muy alentadores. Igualmente, se le atribuyen capacidades anti-ulcerogénicas.

Las raíces en decocción con cebada y laurel se emplea contra el dolor de garganta: Para aliviar el dolor de esta zona y la tos, rompa a hervir un litro de agua y añada dos cucharadas de hojas y flores de malva. Después de dejar reposar unos 20 minutos, cuele y haga gárgaras cuánto sea necesario.

Debido a su actividad hiperglucemiante, su uso está contraindicado en pacientes diabéticos; tampoco se recomienda en aquellos medicados pues los fitoquímicos de la planta puedan interferir con los efectos de ciertos medicamentos. Tampoco se recomienda su uso por mujeres embarazadas ya que las hojas de la planta muestran actividad oxitócica (provocan contracciones del útero; inducen el parto). También se desaconseja su uso en mujeres lactantes.

El orégano 

El orégano es una planta herbácea perenne perteneciente a la misma familia (Lamiaceae) de la menta, la albahaca, el tomillo, el romero, la lavanda y la chía, entre muchas otras. Aunque el orégano es originario de Eurasia, está ampliamente distribuido en el Nuevo Mundo.

En realidad, el "orégano" son varias plantas (distintas especies) que incluyen al orégano propiamente dicho (Origanum vulgare), y otra planta con la que se le confunde a menudo, la mejorana u Origanum majorana, así como con otras plantas del mismo o distinto género.

Dentro de los componentes bioactivos presentes en el aceite esencial de orégano encontramos los antioxidantes timol y carvacrol, así como el alfa-terpineol, p-cimeno y el gamma-terpineno. Estos compuestos han mostrado una potente actividad antibacteriana y antifúngica en estudios in vitro

Otros estudios in vitro han demostrado la eficacia del carvacrol y el timol como agentes antivirales, específicamente contra norovirus y virus del herpes simple. Los compuestos antioxidantes del orégano también son de utilidad como agentes antiinflamatorios. 

Más específicamente, el orégano y sus aceites esenciales se han empleado para combatir el asma y el resfriado común. La infusión de orégano ha sido frecuente y eficazmente empleada para atacar la tos, incluyendo la causada por inflamación de la laringe y tráquea (laringitis o crup), bastante común en niños. Un tipo de orégano del mediterráneo (Origanum dictamnus) se suele usar para tratar el dolor de garganta.

¿Cómo se prepara el té de orégano?

El orégano se conoce en la América de habla hispana con varias variaciones del mismo nombre, o como mejorana silvestre, perigüel, furiégano, etc. Se prepara muy fácilmente dejando hervir 10 g de hojas secas (2 cucharaditas de hojas frescas, un puño o 1 cucharadita de hojas secas) en un litro de agua por tres minutos; se deja reposar por 10 minutos y se toma frío o caliente. 

No se recomienda su uso en mujeres embarazadas. A las personas alérgicas a esta planta se les sugiere actuar con cautela con otras de la misma familia, y viceversa. Como el orégano puede contribuir a disminuir los niveles de azúcar en sangre, así como la coagulación de ésta, es oportuno tomar las previsiones del caso si se está bajo un régimen terapéutico que afecte ambos procesos.

cómo se prepara el té de orégano

Recuerde siempre que las plantas son excelentes fuentes de compuestos aliados, pero también de otros que no lo son, o de otros que son abiertamente contraproducentes. En ciertos casos, las plantas son productoras de compuestos peligrosos sobre los cuales sólo un médico especialista puede brindar consejo apropiado, así que lo recomendable es no auto medicarse y actuar con precaución. 

Información adicional: 

Cúrcuma

https://www.isalud.com/blog/beneficios-de-la-curcuma/

https://www.hola.com/cocina/noticiaslibros/20191122154508/curcuma-beneficios-contraindicaciones-recetas/

 

DESCUBRE  5 limpiadores naturales para dejar la casa brillante

Equinácea

https://ecocosas.com/plantas-medicinales/equinacea/

https://www.drugs.com/mtm_esp/echinacea.html

 

Eucalyptus

https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/700.html

https://mejorconsalud.com/5-remedios-naturales-con-eucalipto-que-debes-saber/

 

Gingko

https://www.conifers.org/gi/Ginkgoaceae.php

http://www.sld.cu/sitios/mednat/temas.php?idv=1536

 

Llantén mayor

https://www.solovegetales.com/llanten-mayor-y-sus-propiedades-medicinales-2567/

https://www.ecured.cu/Llant%C3%A9n_mayor

 

Malva

https://www.todohusqvarna.com/blog/malva/

https://www.plantas-medicinal-farmacognosia.com/plantas-medicinales/malva/

 

Orégano

https://www.healthline.com/nutrition/6-oregano-benefits#section5

https://www.medicalnewstoday.com/articles/266259

https://www.pediatriaintegral.es/publicacion-2017-10/laringitis-crup-y-estridor-2/

 

*     *     *     *     *

 

Buscadores generales

https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/herb_All.html

https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/

https://scielo.org/

https://dialnet.unirioja.es/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/

http://www.sld.cu/sitios/mednat/

 

Gustavo Fermin 

Soy biólogo con maestría en Biología Molecular y doctorado en Fitopatología. Fui docente de la Universidad de Los Andes (Mérida, Venezuela) por 30 años, pero también he dictado cursos en otros países de latino América y el Caribe. Soy autor de numerosos artículos científicos, capítulos de libros y libros dentro de mi campo de especialización.  

Soy biólogo molecular con más de 30 años de experiencia en trabajos de ingeniería genética y genética bacteriana. Empleo las herramientas que aprendí en el conocimiento molecular de la biodiversidad y variabilidad genética de diversos grupos de seres vivos (virus, bacteria, hongos, plantas y animales).

Como biólogo integral, sin embargo, puedo integrar mi visión personal del mundo con aquella que me muestra la Biología como herramienta de pensamiento. Tengo amplia experiencia docente y una de mis más grandes satisfacciones es poder hacer entender, y ver a otros, la maravilla del razonamiento molecular en la vida diaria.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *