El melón de monte: una joya del desierto

El melón de monte: una joya del desierto

En las zonas áridas, de las costas de  América y el Caribe se esconde, en los cardonales y en el intrincado matorral espinoso, el fascinante Melón de Monte, Gorro turco, Buche o Pitigüey.

Al caminar por estas regiones podrás percatarte de su existencia. Si vas en época de lluvia tendrás la oportunidad de observar, al nivel del suelo, un cactus globoso con una corona de un rojo encendido llena de hermosos frutos claviformes que atraen a innumerables insectos, pájaros y lagartijas. Pero, si te encuentras en época de sequía probablemente no lo observarás con facilidad, pero seguramente te darás cuenta de su existencia por la desafortunada posibilidad de sentir el pinchazo de sus espinas estrelladas dispersas por todo el suelo que hasta pueden atravesar la suela de tus zapatos.

El melón de monte pertenece a la familia de las cactáceas y además de ser una especie muy apreciada desde el punto ornamental, presenta un grupo de propiedades que pueden servirte para llevar una vida más saludable y plena.

Desde muchos siglos atrás las civilizaciones ancestrales les ha reconocido el potencial medicinal a este grupo de cactus. En este sentido, el Melón de monte posee muchos componentes bioactivos que le confieren propiedades antioxidantes, diuréticas, reanimantes, expectorantes y para afecciones respiratorias en general.

En el presente artículo, te daremos un paseo por el mundo de las cactáceas y te enseñaremos a conocer al Melón de monte (Melocactus curvispinus), a identificarlo, a conocer el ambiente donde crece, las propiedades que posee, cómo extraer su potencial medicinal, cómo conservarlo para tener un aliado para tu salud y la importancia que tiene esta especie en el equilibrio de los ecosistemas desérticos. 

Soy el Melón de monte

El melón de monte (Melocactus curvispinus), también conocido como Gorro turco, Buche o Pitigüey, pertenece al grupo de plantas conocido como cactáceas que tienen cerca de 120 géneros, 1500 especies y son completamente americanas. Son plantas suculentas usualmente espinosas adaptadas a ambientes desérticos con escasez de humedad. 

El Melón de monte se encuentra en ambientes desérticos tales como cardonales y matorrales espinosos, que albergan gran cantidad de especies de flora adaptadas a condiciones extremas de humedad, pobreza de suelos y brisas desecantes. 

Ambiente desértico

De esta forma, las cactáceas poseen una serie de adaptaciones que les permiten soportar dichas condiciones. Tales como, modificación de hojas en espinas, desarrollo radicular elevado y trasformación de sus tallos para la acumulación de grandes cantidades de agua.

Melocactus es un género con unas 40 especies de cactus originarias de México y la parte norte de Sudamérica. Crecen en diversos países de América Central (como El Salvador) y América del Sur (Venezuela, Colombia), incluso en algunas islas del Caribe tales como Cuba, Trinidad y parte de Guayana Holandesa.

El Melón de Monte es un cactus con un tallo esférico deprimido de color verde oscuro que semeja un globo de un diámetro entre 8 a 27 centímetros. Posee una base angosta, de 10 a 20 cm de altura. Tiene 10 a 16 costillas puntiagudas y algunas veces ligeramente verrugosas, recubiertas con 8 espinas radiales de color gris y 1 o 2 espinas centrales de 2 cm de largo. Crecen hasta una altura de 6 a 30 cm. Presenta unas aureolas o coronas circulares con lana blanca, de ellas surgen espinas de color blancuzco a casi negro, algunas son curvas. 

EJEMPLAR DE MELÓN DE MONTE

El cefalio o corona es relativamente pequeño con una altura de 3 a 4 cm y un diámetro de 7 a 11 cm que destaca claramente por las largas cerdas de color marrón rojizo. Las flores abren por la tarde y son de color rosa, de 18 a 43 mm. de largo y tienen un diámetro de 10 a 25 mm. 

Detalle de las flores del melón de monte

Los frutos son de color rojo magenta brillante, claviformes y de unos 3 cm de longitud; las semillas son negras y diminutas.

Melón de monte con fruto
Melón de monte con fruto
detalle del fruto
Detalle del fruto de Melón de Monte
Detalles de las semillas del fruto de Melón de Monte
Detalles de las semillas del fruto de Melón de Monte

Etnobotánica y uso medicinal del melón de cerro

La etnobotánica ha tratado de encontrar el basamento teórico que justifica el uso popular que han atribuido los saberes ancestrales a muchas especies de plantas. En el caso de las cactáceas, estudios científicos han reconocido el papel que le han atribuido las comunidades ancestrales a estas especies para curar enfermedades y sanar heridas. Asimismo, han confirmado el valioso potencial como fuente de alimentos y medicina que ellos representan. 

Recientemente, estudios etnobotánicos realizados a varias especies de Melocactus en México, Brasil y Venezuela han registrado los conocimientos tradicionales de las comunidades originarias y rurales. Revelan su aplicación en el tratamiento de varias enfermedades como:

  • Bronquitis
  • Tos
  • Debilidad física
  • Catarro
  • Problemas renales
  • Dolor de garganta 
  • Problemas pulmonares.

En general, la mayoría de los frutos de las cactáceas y particularmente el pitigüey o fruto del Melón de monte contienen componentes que pueden ser usados como mucílagos, fibras, pigmentos y antioxidantes. El papel antioxidante ha sido atribuido por la presencia de flavonoides, fenoles, carotenoides, vitamina C que son consideradas sustancias bioactivas.

A pesar de los componentes que han sido identificados en los frutos del melón de monte su uso popular se ha restringido a la elaboración de jugos y mermeladas. 

Lo que dicen los estudios científicos acerca de la composición del melón de monte:

Estudios realizados en otras especies de Melocactus, con enfoque farmacológico, se han llevado a cabo, con el objetivo de la identificación y cuantificación de compuestos bioactivos, que están en la epidermis, en el parénquima acuífero (pulpa del Melón de monte). Estos compuestos se denominan así, porque pueden desempeñar varias funciones bioactivas en beneficio de la salud humana, siendo vitaminas y metabolitos especiales, como pigmento y compuestos fenólicos. Dichos estudios han detectado niveles considerables de compuestos fenólicos, ácido ascórbico y acido málico.

En la isla de Margarita y en la península de Araya en Venezuela, el Melón de monte se usa de manera empírica para el tratamiento de cálculos renales acelerando la expulsión de estos cristales debido al fuerte efecto diurético que tiene beber el agua que se prepara con el parénquima acuoso.

¿Tener o no tener un Melón de monte en casa?

Como te habrás dado cuenta, las cactáceas en general y el Melón de monte en particular son aliadas de nuestra salud porque poseen sustancias bioactivas que le confieren propiedades cicatrizantes (sanar heridas); mejora las vías respiratorias combatiendo padecimientos como tos, catarro, dolor de garganta y problemas pulmonares (bronquitis); es un revitalizador (elimina la debilidad física); y ataca a los problemas renales (eliminación de cálculos renales, cistitis).

 

DESCUBRE  La estrecha relación entre nutrición y sistema inmune

Infografía del Melón de Monte

Estas propiedades medicinales aunadas a las características ornamentales que posee el Melón de monte la hacen merecedora de un lugar privilegiado en cualquier hogar. Adicionalmente, el Melocactus posee un delicioso y delicado fruto conocido como pitigüey con el cual se pueden hacer jugos y mermeladas.

¿Puedo cultivar el Melocactus en mi casa?

El cultivo del Melocactus es muy fácil porque como es una planta de zonas desérticas está adaptada a suelos pobres con poca presencia de materia orgánica y tiene la capacidad de almacenar gran cantidad de humedad lo que le permite sobrevivir a largos periodos sin agua. 

¿Sabías que las cactáceas como el Melón de monte en los desiertos son el principal reservorio y fuente de agua para especies de la fauna que allí habitan?

Solo debes cuidar que el sustrato tenga muy buena aireación y un perfecto drenaje, para que no se acumule la humedad. Esta planta soporta el sol directo y debes exponerla al menos 6 horas al sol directo para que crezca saludable. 

Puedes cultivarla en terreno directamente o en materos de acuerdo al espacio que tengas. Cuando se encuentra en áreas grandes desarrolla un sistema radical extenso con raíces superficiales que le permiten abarcar el mayor espacio posible y aprovechar el máximo del agua del terreno antes que ésta se evapore. 

Cuando se cultiva en matero su desarrollo radicular es menor y con poco abono y poco riego (1 vez cada 15 días) puede dar frutos todo el año. Se adapta mejor a climas cálidos donde las temperaturas oscilan entre los 22 a 32°C.

En cuanto a las enfermedades y plagas, el Melón de monte es muy resistente, rara vez es atacado por plagas. Solo debe tenerse cuidado de asegurar que el sustrato donde se plante no contenga nemátodos o bacterias que pueda dañar a sus raíces. 

Ya sabes dónde encontrar el Melón de monte, cómo identificarlo, cuáles son los usos que se le atribuyen, cómo cultivarlo. Ahora querrás saber: 

¿Cómo prepararlo para sanar las diferentes afecciones o enfermedades que puede combatir esta maravillosa planta?

A la pulpa o parénquima acuoso del Melón de monte se le han atribuido varias propiedades para combatir las enfermedades de origen renal, respiratorias, de vitalidad. Por esta razón, te enseñaremos el procedimiento para la extracción de la pulpa que es la base de todos los remedios propuestos.

Para utilizar el parénquima acuoso debes realizar un procedimiento de mucho cuidado ya que el melón de monte debe ser despojado de la corteza y ésta posee unas fuertes espinas que dificultan este trabajo. Por esto te daremos unos consejos muy útiles para que realices esto sin ningún problema:

Melón de monte con espinas

Lava toda la superficie del Melón de monte para retirar la tierra y cualquier otra suciedad y con mucho cuidado, utilizando guantes protectores, un cuchillo bien afilado y una pinza, se eliminan las espinas.

Melón de monte una vez procesado y eliminado las espinas

Luego lo cortas longitudinalmente por el centro y comienzas a retirar la corteza. Y posteriormente puedes extraer la pulpa blanca (parénquima acuoso).

Vista del parenquima acuoso o pulpa

Se pica en trozos la pulpa y con estos trozos se realizan las diversas preparaciones según el padecimiento que se quiera atacar.

Efecto diurético, eliminación de cálculos renales y cistitis

Para la expulsión de los cálculos renales, la forma de preparar estas aguas es muy sencilla. Primero se busca un ejemplar de un kilo aproximadamente, se extrae la pulpa o parénquima acuoso según el procedimiento descrito. La pulpa blanca se pica en trozos de 1 o 2 centímetros; estos trozos se añaden a una jarra de agua previamente hervida o filtrada y se deja durante 24 horas macerando y refrigerado. 

Bebida preparada con la pulpa

El agua de melón de monte puedes beberla sustituyendo el consumo de agua normal, unos 10 a 12 vasos al día. Esta bebida sirve como diurético, lo que facilita expulsar cristales o cálculos renales de tamaño pequeño. Los resultados son muy rápidos comenzando la expulsión de los cristales entre 24 y 48 horas después de comenzar el tratamiento La bebida también es recomendada para la cistitis y para rebajar. 

Existe una discusión en la literatura en cuanto al efecto que tiene el agua de Melón de monte sobre la disolución de los cálculos renales, debido a que estudios realizados en la Vela de Coro -que fueron validados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)- demuestran que esta especie contiene concentraciones de ácido úrico y magnesio que pueden contribuir al crecimiento o formación de los cálculos. 

Entonces, de acuerdo a este estudio científico que se contrapone a la tradición empírica, ¿podríamos concluir que las propiedades diuréticas permiten la expulsión de cálculos pero su uso frecuente podría ser contraproducente porque podría generar su producción?

Revitalizante

La pulpa descortezada y puesta a macerar en agua de un día para otro, se refrigera y se toma como bebida refrescante y revitalizante.

Afecciones respiratorias

En comunidades del noreste de Brasil, en el estado de Paraíba, la especie Melocactus bahiensis se utiliza para el tratamiento de síntomas de la gripe, y como expectorante para la tos.

Para el tratamiento de afecciones respiratorias como síntomas de la gripe y tos, se prepara un jarabe con la pulpa o parénquima acuoso extraído por el procedimiento antes mencionado. La pulpa es cortada en trozos, se licua con agua y azúcar u otro edulcorante como papelón o miel. Puedes hacer una especie de batido con la pulpa y tomarlo 2 veces al día durante 3 días.

Enfermedades crónicas

Existen algunas evidencias que señalan que el Melón de monte podría ser beneficioso para la cura de algunas enfermedades crónicas como osteoartritis y cáncer.

De esta forma, algunas investigaciones han evidenciado que la pulpa del melón de monte posee altas concentraciones de magnesio que podrían beneficiar a personas con problemas degenerativos como osteoartritis.

Adicionalmente, estudios químicos recientes realizados en especies relacionadas (Melocactus zehntneri) en Brasil detectan alcaloides isoquinolínicos de sumo interés farmacológico por sus propiedades citotóxicas en células cancerígenas. 

El Melón de monte y sus usos mágicos religiosos

Las culturas originarias del Aby Ayala, como originalmente llamaron los indígenas al continente americano, consideran al melón de monte un elemento sustancial en la cotidianidad de su vida. La importancia de las especies de Melocactus para las culturas originarias americanas se remonta a muchos siglos en el pasado como quedó registrado en las cerámicas Nazca del Perú a través de su representación en la elaboración de vasijas y su decoración.

De igual forma, es conocido que las culturas de los pueblos venidos del continente Africano también han aportado mucho en la configuración de nuestro imaginario colectivo y costumbres. Los practicantes de religiones de origen afrocubano les atribuyen propiedades mágicas a algunas especies de cactáceas como Opuntia, Nopale y Melocactus, las cuales colocan en los portales y techos de las casas para alejar los espíritus maléficos y la envidia.

DESCUBRE  ¿Qué es un nutrilink y cómo puede ayudar a tomar mejores decisiones?

Infografía Melón captus

Es importante mencionar, que algunas de las propiedades medicinales no han sido comprobadas formalmente por la ciencia. Sin embargo, el poder ornamental y la energía que desprende este hermoso pedazo de los desiertos americanos es algo que no debes perderte.

Melón de Monte con Flor

Ecología y conservación del Melón de monte

Aunque el Melón de monte, es una especie no sujeta a explotación para su comercialización como planta medicinal y no se han realizado evaluaciones minuciosas para caracterizar su situación ecológica actual, es conocido que los ecosistemas xerófilos sufren actividades como el sobrepastoreo del ganado caprino, avance del urbanismo tierra adentro, deforestación para establecer conucos, que permiten suponer que esta ecorregión actualmente se encuentra amenazada así como muchas de las especies que la habitan.

Según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus cifras en inglés), se ha identificado que un alto porcentaje de especies de las cactáceas (6.7%) están clasificadas como críticamente amenazadas, 177 (12%) en peligro de extinción y 140 (9.4%) como vulnerables. Melocactus violaceus (una especie cercana a nuestro Melón de monte) está clasificada como especie vulnerable debido a la pérdida de hábitat. 

¿Debo usar o no el Melón de monte?

Aunque son varios los beneficios que los saberes populares le atribuyen al Melón de monte y existen estudios sobre una variedad de componentes químicos contenidos en la pulpa de esta planta, son pocas las investigaciones que demuestran la correlación entre los componentes y las enfermedades que el Melocactus puede sanar. 

Para orientarte mejor de sí es beneficioso o no para ti el uso del Melón de monte, hemos diseñado un semáforo:

Infografía con semáforo del uso apropiado del melón de monte

¡Esperamos que hayas aprendido a conocer esta fascinante especie! El Melón de monte constituye un desconocido tesoro de la diversidad biológica de los desiertos americanos. Su papel como fuente de alimento y agua a muchas especies de aves, reptiles e insectos que habitan estos ecosistemas en peligro de desaparecer y su potencial para la cura de enfermedades como el cáncer, lo convierten en una joya inapreciable en el legado que debemos preservar para el futuro de las próximas generaciones.

Enlace recomendado:

Conoce los posibles beneficios del cannabidiol (CBD) para la salud

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *