Efectos del Cannabis Medicinal en el tratamiento de la ansiedad, depresión y dolores crónicos vs. otras drogas legales

Efectos del Cannabis Medicinal en el tratamiento de la ansiedad, depresión y dolores crónicos vs. otras drogas legales

El Cannabis Sativa se encuentra actualmente en una lucha para ser aceptada como medicina. Este nuevo concepto sobre la marihuana se debe al descubrimiento de otros compuestos benéficos para el tratamiento de algunas enfermedades mentales, lo cual amplía las alternativas del manejo terapéutico sobre estas patologías.

En el mundo existen organizaciones sin fines de lucro que realizan investigaciones sobre la composición y efectos del cannabis medicinal, dándole más fuerza al soporte médico para poder usar esta planta como un tratamiento confiable y prescrito en enfermedades como el dolor severo, la ansiedad y la depresión.

Para poder lograr la aceptación de la planta como una droga medicinal y no de abuso o recreativa se tiene que cambiar el contexto mundial (legal) bajo el cual se encuentra. En este artículo vamos a comparar el uso de la planta de forma medicinal con el uso de las drogas farmacológicas legales.

¿Sabes cómo el Cannabis Medicinal cura la ansiedad, la depresión y el dolor crónico?

paciente con tendencia depresiva

En los diferentes estudios realizados para aprender cuáles son las vías de acción de la marihuana, para tratar de corregir sus efectos nocivos, se han encontrados diferentes componentes de esta planta que pueden ser usados con fines médicos, entre estos encontramos el Cannabineidol (CBD), el cual puede ser usado de forma única sin causar las consecuencias negativas de otros componentes de la planta como el deterioro neuronal y la pérdida de la memoria.

Si hablamos del dolor crónico se ha comprobado que esta planta actúa en unos receptores cannabinoides llamados CB1, que se encuentran en el sistema nervioso periférico, más específicamente en las astas dorsales de la médula espinal, sitio en donde se bloquea el estímulo y evitan la sensación del dolor. También se ha demostrado que por medio de este sistema cannabinoide se inhibe la Prostaglandina E2 que es un precursor de los procesos inflamatorios en todo el cuerpo humano, por lo tanto la planta también actúa como antiinflamatorio.

Con respecto a los trastornos de ansiedad y trastorno depresivo, la marihuana proporciona un efecto neuroprotector, que por medio de antioxidantes inhiben la neurotoxicidad retrasando o evitando que las personas desarrollen estos trastornos mentales. También se ha comprobado que estos antioxidantes reducen el área de penumbra (o sea el tamaño de una lesión cerebral)  en las enfermedades cerebrovasculares isquémicas y traumáticas.

Este sistema cannabinoide en los trastornos mentales también actúa como un feedback positivo donde ayuda al sistema dopaminérgico evitando un déficit de dopamina (hormona de la felicidad) ocasionando un estado de euforia, tranquilidad, saciedad y felicidad del paciente que pueda padecer de depresión o ansiedad.

Cannabis Medicinal vs Otros medicamentos

medicamentos opuestos al cannabis medicinal
Medicamentos tradicionales para el tratamiento de las enfermedades mentales

Debido a esto podemos decir que los medicamentos legales llevan ventaja sobre el Cannabis medicinal, puesto que han sido estudiados con más detalles y colocados en prácticas con seguimiento de análisis de resultados por su poca restricción, al contrario que nuestra planta, lo que los hace medicamentos de uso seguro. También hay que tener en cuenta que todo medicamento legal, por más estudiado que haya sido, pueden presentar reacciones adversas en su uso.

Es triste pensar que la restricción del uso de la marihuana como medicina sea debido a políticas de algunos estados que no quieran cambiar la condición legal, lo que la hace de uso ilícito y se maneje por mercado negro.

DESCUBRE  Descubre las propiedades del aceite de cáñamo para mejorar tu salud

Según estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el año 2014 el grupo etario donde se concentraba el mayor consumo de la planta eran en jóvenes mayores de 12 años.

Una de las formas de combatir este mercado, lo han implementado algunas naciones que es la legalización de la marihuana, haciendo disminuir su contrabando y también es un punto a favor para las investigaciones en pro al uso terapéutico de la planta.

En la mayoría de los sitios donde se ha desregularizado su uso, se mantienen algunos controles, de tal forma que se usen solamente los componentes beneficiosos de esta planta y no la fracción alucinógena.

Cómo saber si los efectos del Cannabis Medicinal
son más Tolerables que los de las drogas legales en el tratamiento
de la Ansiedad, Depresión y Dolor Crónico

Aceite de cannabis medicinal para estidio de sus efectos secundarios
Aceite de CBD en distintas presentaciones comerciales

Se han hecho numerosos trabajos científicos para determinar las características y efectos del cannabis medicinal para sintetizar y estudiar a mayor escala los elementos de la planta con potencial terapéutico y sin tener los efectos negativos y alucinógenos.

Entre estos compuestos sintetizados encontramos análogos del tetrahidrocannabinol (THC) que son potentes y de compuestos más hidrosolubles que facilitan la vía de administración hematógena y en aerosol.

Algunas de estas moléculas ya se encuentran comercializadas en muy pocos países pero como periodo de prueba como la Nabilona que es un análogo en su estructura química del THC y el Levonantradol que es un cannabinoide tricíclico, que puede administrarse de forma intramuscular y es usado en las terapias del dolor (como analgésico) y como antiemético.

También encontramos el dexanabinol que no se une a los receptores cannabinoides e inhibe el factor de necrosis tumoral y otros radicales libres, actuando como antioxidante y cumpliendo función neuroprotectora evitando los efectos psicoactivos del cannabis.

Expuesto esto, se conocen dichos fármacos a base de la planta de Cannabis donde solo tomamos algún principio activo beneficioso, omitiendo el metabolito que causa mayor daño en el organismo, que en su mayoría son los principales causantes de los efectos adversos de esta planta, motivo por el cual aún no sale del contexto de droga de abuso.

Para efectos comparativos de saber cuál uso de medicamento en el tratamiento de la ansiedad, la depresión y dolor crónico tiene menos efectos negativos, tendríamos que saber cuáles son los tratamientos aprobados por la FDA.

El Cannabis Medicinal en el tratamiento del dolor crónico

paciente con fibromialgia en consulta por dolor crónico

Si hablamos del dolor crónico en términos médicos estaríamos hablando de un dolor neuropático (de origen nervioso) y que es duradero en el tiempo, el cual puede alternar entre leve a severo y puede tener periodos de acalmia (sin sensación de dolor). En este tipo de enfermedad, la FDA aprueba el uso de fármacos como:

Antiinflamatorios

Entre estos encontramos el Ibuprofeno, Diclofenac, Naproxeno que entran entre el grupo de los antiinflamatorio no esteroideos (AINE), los cuales tiene efectos analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios que pueden ayudar en dolor agudo y crónico, además de los los glucocorticoides como la Dexametasona y la Betametasona que tienen efecto antiinflamatorio.

Moduladores del impulso nervioso

Entre estos encontramos la Gabapentina y la Pregabalina los cuales ayudan a disminuir la transmisión del impulso nervioso que provoca la respuesta dolorosa, por lo que ocasiona un efecto relajante y de analgesia en las personas que sufren esta enfermedad.

Benzodiazepinas

Aquí encontramos la de mayor uso por su poca duración en el organismo como el Diazepam. El uso de estos fármacos ayuda a las personas a aliviar la tensión, disminuir los niveles de estrés y causar un estado hipnótico que ayuda a conciliar el sueño, lo cual es difícil en estos pacientes.

Opiáceos

Aquí encontramos unos fármacos que también son derivados de una planta (el opio) pero que sí entran en la legalidad como el Tramadol, Fentanilo y la Morfina, que son legales pero su uso está restringido con receta médicas especiales y son por lo general, fármacos de alto costo. Estos medicamentos actúan bloqueando los receptores a nivel medular ocasionando analgesia de forma total, también si se ajusta su dosis pueden causar sedación por lo que también son usados en paciente que se encuentren en terapia y necesiten ser sedados.

DESCUBRE  Nootrópicos naturales, potenciadores de la inteligencia

Fármacos tradicionalmente usados para el tratamiento de las enfermedades mentales

mujer joven aferrada a una tasa de café con cannabis

Entrando a los trastornos de ansiedad y trastorno depresivo son consideradas enfermedades mentales que requieren tratamientos específicos, entre los fármacos aprobados por la FDA tenemos:

Antidepresivos

Aquí encontramos los inhibidores Selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los tricíclicos e inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN), los cuales se encargan de aumentar la serotonina y la noradrenalina y de esta forma repercuten en el estado anímico del paciente.

Buspirona

Este actúa de forma ansiolítico aumentando también los niveles de serotonina causando un efecto de tranquilidad a la persona.

Benzodiazepinas

A diferencia del dolor crónico aquí podemos usar las de mayor duración en el organismo como el clonazepam que causa mayor efecto hipnótico ocasionando un estado de relajación y somnolencia en el paciente.

Comparación de los efectos adversos
de las drogas aprobadas por la FDA vs Cannabis medicinal

Conociendo estos medicamentos, ya podemos comparar cuáles pueden causar mayor efecto secundario en el tratamiento de estas enfermedades:

  • En el caso de los antiinflamatorios estos inhiben las prostaglandinas que tienen un efecto protector a nivel de la mucosa del estómago, por lo que el uso continuo en el dolor crónico, pueden causar úlceras gástricas o gastritis erosivas, que tienen como consecuencia grave las hemorragias digestivas. Mientras que si usamos los metabolitos del cannabis no se presentan estos efectos gástricos, la desventaja en estos casos es que pueden ocasionar tolerancia y por tanto, requerir dosis más altas cuando se usa a largo plazo.
  • Los moduladores del impulso nervioso y las benzodiacepinas pueden causar mareos e hipersomnia, y en los casos que se usan dosis altas, hay mayor riesgo de causar depresión del centro respiratorio mientras que con el cannabis medicinal solo actúa sobre la parte analgésica sin ocasionar otro efecto secundario.
  • Entre sus efectos del uso de opiáceos está causar tolerancia, requiriendo aumentar progresivamente las dosis para obtener el mismo efecto de alivio del dolor. Lo mismo que sucede con la marihuana y ambos grupos de fármacos son extraídos de plantas, que en su historia han sido consideradas como una droga de abuso.
  • Entre los antidepresivos, se pueden presentar algunos efectos secundarios como alteraciones cardiovasculares (palpitaciones, taquicardia, hipotensión postural), supresión del sueño REM, alteraciones gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarreas) disfunción de la actividad sexual y agravar el trastorno depresivo llevando a la autolisis (suicidio). Por otra parte, el uso de los derivados cannabinoides pudieran tener una ventaja comparativa, pero faltan estudios más grandes y controlados  que evalúen posibles efectos secundarios.
  • La Buspirona está entre los fármacos legales que parece ser uno de los más seguros, no causan un daño severo al paciente, y sus efectos son muy raros y leves, podemos mencionar: trastornos del sueño, pérdida de la concentración, vértigo, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, vértigo. Estos efectos son muy parecidos a los esperados por los componentes aislados de la marihuana.

Queda claro que a pesar de que medicamentos tradicionales de uso legal pueden tener muchos efectos adversos, estos ya se encuentran ampliamente estudiados, por lo que se obtiene mayor registro, se toman precauciones en su uso y advertencias  a los consumidores, de tal manera que el médico puede colocar en una balanza el riesgo-beneficio para el paciente.

Sin embargo, en el caso de los derivados de la marihuana, como el aceite de cáñamo, el no conocer sus efectos totalmente y tener pocos estudios a largo plazo, dificulta su uso regular y generalizado. esto ha llevado al esfuerzo de muchos científicos a nivel mundial que se encuentran haciendo investigaciones serias acerca de los efectos del cannabis medicinal, permitiendo un consumo racional y alternativo para muchos problemas médicos crónicos.

Dr. Rafael Torres

Médico Cirujano

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *