¿Cómo concentrarse para estudiar?

¿Cómo concentrarse para estudiar?

 

Algo con lo que lidian todos los estudiantes o aquellas personas que estudian sin estar relacionadas a una academia, es cómo concentrarse. Esto plantea una dinámica por la que la gran mayoría hemos pasado, tener el deber de estudiar y no rendir lo suficiente para entender un tema o para pasar un examen.

Por este motivo, en internet se pueden encontrar múltiples páginas con consejos, tutoriales, recetas y hasta cursos para aprender cómo concentrarse. Sin embargo, más allá de los pasos a seguir, éstos serán explicados de tal manera que entiendas que lo que necesitas es un estado mental óptimo y no desesperación por memorizar cada palabra de un libro.

No dejes todo a último momento y fija metas realistas

Es muy importante que no subestimes los temas de estudio. Para poder aprender un tema de tal manera que tu mente se adapte al manejo de conceptos nuevos constantemente y los integre a medida que avanzas en la lectura, debes cultivar el leer un poco del tema de manera continua. Además, de esta manera, no tienes que “comerte” un libro en una semana, ni menos aún en una noche.

Seguro hay personas que rinden bien bajo la presión de tener que presentar un examen y estudian con poco tiempo de antelación, sin embargo, esto no es la regla general para mucha gente. Si sientes que el estudio continuo no es lo tuyo, plantea que sea un día a la semana exclusivo para el estudio. La clave, es que tengas un manejo del tiempo que te convenga y que te ayude a cómo concentrarse para estudiar, más aún, si tienes otras obligaciones como trabajo, familia o compromisos.

Este paso involucra la percepción de las metas que queremos cumplir entendiendo nuestras limitaciones, ya que, no todos somos conscientes de que las tenemos y cómo reconocerlas.

Sincerate contigo

Algo vital para rendir en el estudio y entender cómo concentrarse, es sincerarnos sobre si nos gusta el tema que estamos estudiando. Sin lugar a duda, si detestamos la matemática o si la historia nos aburre de sobremanera, jamás podremos avanzar de manera realista en el estudio.

Puede parecerte obvio este paso y los temas que detestas sólo los pasas de largo, dejándolos de últimos, pero esto tiene su lógica. Al reconocer por qué te cuesta tanto un tema o materia, verás tus debilidades y pedir ayuda para reforzar te será más sencillo; si la matemática te parece imposible, sólo necesitas una metodología que se ajuste a ti. De esta manera, el cómo concentrarse será algo más fácil de visualizar.

También reconoce tus fortalezas, al tener conocimiento de en cuáles áreas eres mejor, saber en qué concentrarse y qué priorizar será más fácil. En este apartado se incluye la manera en que procesas mejor la información, es decir, ¿eres una persona que aprende más por lo visual? ¿prefieres entender sólo leyendo? ¿requieres colores y tomar notas para aprender? Todo esto es parte de entender y reconocer cómo concentrarse mejor.

Puede que pienses ¿esta introspección me ayudará a saber cómo concentrarme? Y aunque no lo parezca, sí. Al conocerte podrás rendir más y ganar una perspectiva más positiva en el estudio.

DESCUBRE  Episodio 17: Zinc

Encuentra ese sitio ideal para concentrarte

Al tener más conocimiento sobre los temas a los que debes dedicar más tiempo, queda hallar ese lugar en el que las ideas y la concentración fluyen con naturalidad. Lo más importante es alejarse de cualquier distracción posible, más aún si pierdes la concentración con facilidad. El sonido también juega un papel importante, hay personas que se concentran con música y otras requieren un silencio casi absoluto para progresar en una tarea.

De hecho, una investigación que hizo uso de música clásica, halló que al oírla mientras se estudia se promueve la producción de endorfinas, lo que consecuentemente, alivia la presión arterial y la temperatura corporal, entre otros beneficios, lo que hace que el cómo concentrarse sea más sencillo.

Lo mejor es comenzar buscando un sitio tranquilo, como una biblioteca, tu cuarto, un café o hasta un parque, donde la comodidad sea importante y te puedan fluir las ideas sin tantos obstáculos.

¿Cómo concentrarte, a solas o en compañía?

cómo concentarse al estudiar ¿en grupo o a solas?

Habrá algunos que requerirán estudiar con alguien para tener un feedback constante de información y poder generar una discusión que les haga aplicar lo que van aprendiendo, en cambio, hay otras personas que a solas se concentran y progresan más rápido.

Tienes que visualizar qué dinámica te resulta más llevadera para concentrarte y te da los mejores resultados. Cada una de las modalidades tiene su ventaja por sí sola:

  • Si estudias con otras personas podrás encontrar ayuda cuando te cueste entender o resolver algún tema. Convivir con gente que pasa por los mismos estados de estrés, generará empatía y una mejor relación.
  • A solas, tienes la ventaja de que avanzas a tu ritmo, tan rápido o lento como tú lo desees y cómo sientas que te concentras mejor. Puedes imponer tú lo descansos hasta que sientas que rendiste lo suficiente.

Descansa lo suficiente

En general, la mayoría de las personas requieren 8 horas de sueño diarias para poder funcionar en su totalidad, aún más en el proceso de aprendizaje. Es importante que al haber ya establecido los días que estudias, también tengas en cuenta el tiempo de descanso. La falta de sueño puede disminuir tu rendimiento y hacer que no retengas la información adecuadamente.

Este punto suele ser una de las debilidades de estudiar a último momento, ya que usas de todo el tiempo disponible para estudiar, hasta que entras en un estado de agotamiento y entregas ese conocimiento en una prueba y repites de nuevo. No es una de las actitudes más sanas para enfrentar los retos académicos.

Por este motivo, planificar tus horas de sueño te puede resultar beneficioso. Cumple con la meta de no acostarte muy tarde pero sí levantarte temprano, además puedes añadir una siesta entre sesiones de estudio en la tarde para que no te sobreesfuerces y la capacidad de concentración no se agote.

También puede ser el caso que seas una clase persona que no requiere dormir mucho, y con 6 o 4 horas ya estás en un estado de frescura. Aún así, la planificación lleva al orden y a la organización requerida para mantener la disciplina a la hora del estudio.

Comer también ayuda a cómo concentrarse

Mantener una alimentación balanceada siempre es recomendable y si realizas actividades cognitivas, aún más. Para que el cerebro funcione en todo su potencial te tienes que alimentar con nutrientes, vitaminas y antioxidantes, que hagan el proceso más sencillo. Si no te alimentas bien, tu mente no estará por completo alerta para recibir nueva información constantemente.

DESCUBRE  Conoce las peores interacciones de la marihuana con medicamentos, sus nefastos efectos y cómo evitarlos

De hecho, hay alimentos buenos para estudiar que son específicos y que pueden potenciar ciertas capacidades de concentración, como también ayudan a proteger al cerebro del daño celular constante bajo el que nos sometemos. Un ejemplo de esto, son los antioxidantes.

Tener todo el material a la mano

Una parte de aprender algo es tener todo el material e información que puedas a la mano, ya sean libros, guías, mentores, computadora, etc. Así, el cómo concentrarse te será más fácil y no tendrás que andar pensando en dónde conseguir todo lo que necesitas.

Todos los materiales los debes tener listos antes de cada sesión de estudio, prepárate con antelación y consigue lo que requerirás por materia. No mezcles asignaturas en una misma sesión de estudio, ten bloques por horas para cada tema de estudio. De lo contrario te sobrecargas con tanta información que te confundirás y tu concentración menguará considerablemente.

No todo es estudio

¿Cómo concentrarse para estudiar? 1

Una de las claves para aprender a cómo concentrarse en un tema que estás aprendiendo, es entender que el estudio no debe ser durante todo un día entero o una semana completa, o al menos, no del misma tema. Esto llevaría a que la mente se agote, aún más si te está costando avanzar en las sesiones de estudio.

Date descansos de 30 minutos, camina un rato, o ve un capítulo de una serie, sólo lo suficiente para que varies las actividades. Si estás en semana continua de evaluaciones, aprender a administrar esos descansos te pueden liberar de una gran cantidad de estrés.

En este punto, también se incluye el ejercicio físico, para que drenes toda la rigidez de estar frente a un libro. Ya sea caminar, trotar, pesas, natación, lo que se ajuste más a tu estilo personal y te haga estirar la musculatura, así tu mente se sentirá liberada de presión y no padecerás la horrible falta de concentración que nos puede llegar a agobiar.

¿Cómo concentrarse con trucos?

Hay varios trucos de los que puedes sacar ventajas, algunos son:

  • Usa rotuladores para señalar las ideas principales de un texto, las fórmulas que debes aprender y aquellas fechas que se requieren memorizar.
  • Pon música calmada de fondo a volumen bajo, así tu mente entra en un estado de concentración inconsciente por la música y a la vez te vas nutriendo de información.
  • Haz esquemas que te resuman toda la información con sus ideas principales y haz uso de flechas para conectarlas entre ellas.
  • Utiliza reglas mnemotécnicas que te hagan relacionar la información de un mismo tema, haz una oración corta, crea acrónimos, lo que mejor te funcione a ti, hay múltiples opciones para este caso.

Como habrás notado, técnicas que ayudan a cómo concentarse hay varias, queda de ti aplicarlas y decidir cuál se ajusta mejor a tu estilo de vida y de estudio. Lo importante, es que la concentración no se pierda en el proceso de aprendizaje.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *