¿Cuáles son las diferencias entre el aceite de hemp, aceite de cáñamo y la Marihuana?

¿Cuáles son las diferencias entre el aceite de hemp, aceite de cáñamo y la Marihuana?

Sabías qué ¿Tanto el cannabis como el cáñamo provienen de un mismo tipo de planta? Sí es cierto, pero dependiendo del grado de concentración y su morfología se obtienen una gran variedad de productos medicinales.  ¿Entonces cuál es la mejor? En este post revelaremos ¿Cuáles son las diferencias entre el aceite de hemp, aceite de cáñamo y la marihuana? Así podrás decidir la alternativa para tu salud.

Taxonomía del Cannabis Sativa

Antes de explicar a profundidad, ¿Cuáles son las diferencias entre el aceite de hemp, aceite de cáñamo y la marihuana? Tomaremos unos minutos para explicar la taxonomía del Cannabis. El Cannabis es un subgénero informal de la familia Cannabaceae que, al mismo tiempo, forma parte de una gran familia conocida como el Orden Rosales.

La primera clasificación del cannabis la realizó Carl Linnaeus en 1750, un botánico sueco que fundamento sus estudios recolectando plantas de cáñamo. En esa época se cultivaba ampliamente por todo Europa. Fue utilizado primariamente como una planta medicinal para la creación de distintos artículos domésticos como cuerda, textiles, entre otros. Linnaeus creía que la planta contaba con un género monoespecífico, un solo género, que denominó Cannabis Sativa L.

Unos años más tarde, en 1785 Jean Baptiste Lamarck biólogo francés, descubrió otra especie de cannabis en la India que presentaba características muy distintas a la europea. A grandes rasgos poseía una fibra más deficiente, pero contenía mayores efectos embriagantes. A esta especie le dio por nombre Cannabis Indica Lam.

En 1924, el botánico ruso D.E. Janichevsky identificó el tercer tipo de cannabis que crecía de forma natural en Rusia y lo nombró Cannabis Ruderalis. Con el tiempo, otros botánicos y taxónomos intentaron clasificar de forma más detallada estas especies. Sin embargo, en la década de los 70, la taxonomía sufriría una nueva restructuración para reformular que solo existe la Cannabis Sativa L. y de ella se subdividen Cannabis Sativa L. subsp. Sativa y Cannabis Sativa L. subsp. Índica.

Para crear la nueva clasificación, se planteó la hipótesis que ambas subespecies se diferenciaban por el resultado de la selección humana. La especie Cannabis Sativa subsp. Sativa había sido seleccionada principalmente para la producción de fibras y semillas. Mientras la Cannabis S. subsp. Índica fue utilizada para la producción de drogas. Otros botánicos hacen reconocimiento de tres subespecies, dónde se incluye la Ruderalis dentro de la taxonomía, sin embargo, esta contiene niveles muy bajos de cannabinoides y no existe intervención del ser humano.

Características biológicas y químicas de las especies Indica, Sativa y Ruderalis

Taxonomía del Cannabis Sativa
Taxonomía del Cannabis Sativa

Las diferencias más visibles entre la sativa, índica y ruderalis son sus rasgos físicos y químicos que son producto de la geografía dónde crece la planta.

Cannabis Sativa

La Cannabis Sativa es la especie más extendida, encontrándose miles de variantes en todo el mundo. Crece en regiones de climas cálidos o tropicales como son Vietnam, Colombia, Tailandia, Jamaica, México y en algunas partes de África.

Su morfología se caracteriza por desarrollar tallos altos, ramas espaciadas, hojas delgadas y estrechas. Su floración es más lenta que otras especies de cannabis y produce flores que comienzan en sus nudos y se extienden a lo largo de sus tallos. Los cogollos o flores son de gran tamaño, aunque no son densos al extraerse.

Con respecto a su olor y sabor, el cannabis sativa libera sensaciones picantes debido a la gran concentración de terpenos como son el limoneno y el pineno. Estos a vez estimulan la mente experimentando sensación de euforia en quién lo consume.

Aunque el perfil de cannabinoides varía de acuerdo a la geografía, la sativa tiene mayor concentración de tetahidrocannabinol (THC) y baja de cannabidiol (CBD). Esto surge por la incidencia del sol que al ser constante en países de climas cálidos aumenta los niveles del THC, siendo esta una acción de protección que realiza la planta ante las radiaciones ultravioletas.

Cannabis Indica

La planta de cannabis Índica se reproduce en zonas frías y montañosas como la India, Nepal, el Tíbet, Afganistán y Pakistán y se caracteriza por ser de pequeña estatura, alcanzando un tamaño menor a los dos metros, y un tallo más grueso que la sativa.

Su periodo de maduración es más corto, demorando entre seis y ocho semanas en florecer y produce un follaje de color obscuro y floración mucho más densa. Sus hojas son más anchas y cortas, diseñadas para disminuir la pérdida de agua durante la fase de transpiración. Las flores se agrupan con gran abundancia alrededor de los nudos y son similares en tamaño a los de sativa, pero son más densos y compactos.

La morfología de la indica es una excelente alternativa para ser plantada en espacios pequeños como terrazas, balcones o en ambientes interiores. Con respecto a su sabor contiene una amplia variedad de perfiles, como las frutas silvestres y el almizcle, pero en general desprende sensaciones húmedas y terrosas que se producen por la presencia elevada del terpeno mirceno, estimulando estados de relajación y efecto sedante en las personas.

A diferencia del cannabis sativa que cuenta una grandes dosis de THC, el cannabis índica contiene proporciones muy similares de THC, CBD Y CBN que influyen en la aparición de sensaciones físicas como son el enrojecimiento de los ojos, relajación y sequedad en la boca.

Cannabis Ruderalis

El cannabis Ruderalis es una planta proveniente de China, Rusia y Polonia, creciendo en las regiones más frías del mundo. Se reproduce en condiciones poco favorables como el frío y poca luz. Su tallo es fibroso y delgado y su crecimiento es el menor, con respecto a sus hermanas, logrando medir la más grandes un poco más de 80 cm y de hojas pequeñas.

Por su constitución genética, el cannabis Ruderalis no fue tomado en cuenta por mucho tiempo porque es considerado una subespecie entre la Índica y Sativa, que no surge de la selección humana, categorizándose como una planta muy parecida a la maleza. Contiene poco THC y CBD, pero gracias a estas condiciones su floración no depende de la luz, sino de su edad lo que la convierte en auto floreciente.

Gracias a su capacidad auto floreciente, el cannabis ruderalis permite a los cultivadores y farmacéuticas desarrollar nuevas variedades de cannabis sativa o índica, con elevadas dosis de CBD o THC, pero con menos cuidados y un cultivo más acelerado que es proporcionado por la ruderalis.

Qué efectos produce la Indica y la Sativa

Aunque existan diversas páginas, blogs y foros que explican que el cannabis sativa y la índica producen sensaciones diferentes, muchos investigadores recalcan que es difícil diferenciar cuáles son los efectos que la distinguen una de otra.

Dentro de la comunidad cannábica, se cree que la sativa produce una sensación de energía, también conocida como “subidón” cerebral que provoca estados de euforia que hacen sentir a las personas sociables y alegres. En cambio, la indica la describen como un efecto relajante, sedante que llega a ralentizar los pensamientos y las acciones.

Sin embargo, ningún estudio científico ha confirmado que los efectos del cannabis están relacionados con la morfología de la planta. Según una entrevista al Dr. Ethan Russo, director de investigación y desarrollo del Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides, indicó que es imposible determinar solo a través de la morfología los efectos mentales y físicos que producen cada una en las personas.

Los efectos del cannabis dependerán de diversos factores como son la biología, la dosis, su perfil químico y por último el método de consumo. Al saber esto se esfuma el mito que de acuerdo a la morfología se determinan las sensaciones percibidas.  Lo que sí se ha comprobado es que el cruce de las cepas, Sativa y la Índica, conocidos como híbridos contienen diversas concentraciones de terpenos que, junto a los fitocannabinoides, influirán en las diferentes sensaciones que producen.

¿Qué son los terpenos?

Los terpenos son una amplia diversidad de compuestos orgánicos que conforman los aceites esenciales de las flores y hierbas, como son el naranjo y el limonero. En el caso del cannabis, los terpenos son los responsables de sus olores fragantes como son los cítricos, pino o bayas.

Según Jeff Raber, químico fundador The Werc Shop, el primer laboratorio de pruebas independientes que analiza cannabis comercial desde el 2011, existe una alta probabilidad que los terpenos forma parte de los responsables que otorgar} los efectos de sedación o vitalidad del cannabis. A pesar de ello, no es tan sencillo identificar cuáles son los que provocan una sensación tan específica porque varían de acuerdo a la interacción del terpeno con cada uno con los cannabinoides dentro de la planta.

Híbrido

Como comentamos anteriormente, en los últimos años muchos investigadores y cultivadores han decidido cruzar cepas puras, Sativa e Índica, para conseguir diferentes grados de THC y CBD dentro de una misma planta.

Diversos estudios han comprobado que ambos fitocannabinoides influyen en las sensaciones y beneficios, resultando compuestos químicos interdependientes que potencian los resultados.  Actualmente los híbridos se han convertido en una crecimiente demanda porque se consideran que se adaptan más a las distintas necesidades médicas.

Los híbridos se crean de la mezcla de cepas puras, Índica y la Sativa, pero también es cruzada con la Ruderalis, para obtener una cosecha en un menor tiempo. Este tipo de cosecha es especialmente recomendada para personas con espacios reducidos, impidiéndoles proporcionar las condiciones esenciales para el crecimiento de la planta.

Las plantas híbridas con mayor concentración de CBD que THC han presentado bastante popularidad entre distintos tipos de usuarios, a nivel recreativo y medicinal, especialmente en aquellas personas que buscan alternativas medicinales diferentes a las convencionales.

A diferencia del THC, el CBD no cuenta con efectos psicoactivos, es decir que no provoca alteración de la memoria o la percepción, pero si posee efectos psicotrópicos que estimulan el sistema central. El CBD ayuda a combatir o neutralizar distintos tipos de enfermedades degenerativas como son la epilepsia, enfermedades inflamatorias y neurodegenerativas, autismo, tumores, diabetes, dolor, incluso reduce los estados de ansiedad.

Cáñamo

El cáñamo, también conocido como cáñamo industrial, proviene del cannabis sativa, pero su diferencia más visible con respecto a la marihuana es su nivel de concentración THC. Principalmente su morfología se caracteriza por ser Cannabis sativa, es decir, que posee una estructura fibrosa y resistente, alcanzando entre los 2 y 5 metros de altura.

Sus hojas son delgadas, de escasa ramificación y en sus flores se encuentras abundantes semillas de dónde se extrae el aceite de cáñamo o cbd.  Se cultiva con alto grado de densidad, es decir, las plantas se encuentran una al lado de la otra y se siembran al aire libre para promover su polinización y conseguir campos frondosos.

Se considera el cáñamo industrial a las plantas que contienen una taza menor del 0.2% de THC por peso seco, un estándar aceptado en la mayoría de países. Al presentar estas características, el cáñamo cuenta con elevadas dosis de CBD, el segundo fitocannabinoide con altos niveles de presencia en la planta que permiten la creación de alimentos y el aceite de cáñamo uso medicinal.

DESCUBRE  El Cannabis y el MLM: 7 puntos a considerar

En Estados Unidos, la Food and DrugAdministration regula todo lo referente a la semilla de aceite de cáñamo industrial e indica que necesita contener una taza menor al 0.3% de THC y superar una serie de reglas estrictas para colocarse dentro de la lista de suplementos vitamínicos. No obstante, este tipo de aceite de marihuanas beneficios no se conoce con exactitud porque la información no es detallada en el empaque, haciendo dudosas la compra directa en establecimientos no especializados en venta y consumo de aceite de cannabis.

Aceite de cannabis, aceite de hemp y sus propiedades

semillas de hemp
Según la OMS la semilla de hemp es considerada un superalimento gracias a sus alto contenidos en ácidos grasos, vitaminas, minerales, entre otros que ayudan a fortalecer nuestro organismo.

Los aceite cannabis para usos medicinales, tanto el aceite de hemp como el de cáñamo, se obtiene a través del presando frío que mantiene los nutrientes intactos de aceite. No todos los tipos de cáñamo industrial funcionan para su elaboración, por lo ideal se utilizan las plantas con mayor tamaño en sus semillas para obtener una gran cantidad de aceite.

El aceite de semillas de cáñamo propiedades son muy variadas porque no solamente dependen del fitocannabinoide Cannabidiol (CBD), también es una semilla rica en ácidos grasos, primariamente en ácido gamma-linolénico y ácido linoleico que se utilizan en procedimientos terapéuticos para contrarrestar diferentes enfermedades crónicas como la artritis e inflamaciones. Igualmente, aplicado a nivel externo el aceite de cáñamo disminuye alergias, picores y algunas enfermedades de la piel.

El ácido linoleico forma parte de los ácidos esenciales del Omega 6 que junto al Omega 3 presente en las semillas de hemp o cáñamo y se encargan de reducir los problemas del colesterol, enfermedades del corazón y aumenta la producción de colesterol bueno fundamentales para regular nuestra salud.

Al mismo tiempo, las semillas de cáñamo poseen 21 aminoácidos, de los cuales 9 son fundamentales para nuestro cuerpo, minerales como el hierro, zinc, potasio, azufre, calcio y magnesio, antioxidantes y una gran fuente de vitamina E que es esencial para la piel. Por si fuera poco, también contiene proteínas que convierten al aceite en un producto ideal para aumentar la masa muscular de manera natural.

El aceite cannabis contiene alrededor de un 30% de grasas saludables que además de aportar efecto antiinflamatorio, beneficia la salud cardiovascular. Igualmente, cuenta con grandes niveles de fibra que regulan la glucosa de la sangre.

¿Para qué sirve el aceite cannabis?

Aunque provenga de la misma planta, el aceite de hemp y el aceite de cáñamo son utilizados para diferentes necesidades. El aceite cannabis cbd es recetado principalmente para personas con enfermedades neurodegenerativas como la artritis, ansiedad, esclerosis, entre otros.

En cambio, la presentación del aceite de hemp cuenta con una concentración mayor de nutrientes y proteínas que son utilizados como un superalimento para beneficiar la salud de la piel, cerebral, corazón…, pero también consigues aceite de cáñamo con un espectro más completo que incluye las semillas de cáñamo beneficios y diferentes partes de la planta que poseen algún porcentaje de CBD, haciéndola una medicina más completa.

Dependerá de tu necesidad y el tipo de uso determinar cuál es la opción más saludable para ti. A continuación, te explicamos algunas enfermedades que han sido tratadas con aceite de hemp o cannabis, así tomarás la decisión más acertada para tu cuerpo.

Aceite de cáñamo para la depresión

La depresión es una enfermedad mental que surge por múltiples factores y de no ser atendida desmejora la calidad de vida al punto de incitar otras enfermedades y en el peor de los casos el suicidio. Se estima que en el mundo afecta a más de 300 millones de personas, siendo las mujeres las más vulnerables de padecerlo.

A las personas con depresión se les recomienda buscar ayuda de un médico profesional así podrá recetarle un antidepresivo suave o les brindará enfoques distintos a sus problemas. Sin embargo, los antidepresivos con el tiempo provocan efectos secundarios y no atacan directamente el trastorno causando dependencia al medicamento.

En los últimos años, el aceite cannabis para que se usa es altamente recomendado para disminuir cierto tipo de enfermedades degenerativas como son la depresión, el cáncer, entre otras. En el 2018 se realizó un estudió donde se preguntaba a los consumidores de CBD cuáles eran sus razones para utilizarlo.  El resultado arrojó que las personas lo consumían para disminuir sus niveles de ansiedad, la depresión y por último el dolor.

Para muchas personas la depresión se refleja en un estado anímico o conducta, pero realmente conlleva otro tipo de experiencias que va deteriorando la mente y vida de una persona. Si bien el aceite de cáñamo rico en cannabidiol no cura la depresión, se ha comprobado que complementa otro tipo de terapias y tratamientos.

Diversas investigaciones preliminares se ha evidenciado que el CBD ayuda a disminuir los estados depresivos al provocar un proceso parecido a la serotonina.  Al consumir CBD este actúa como inhibidor del neurotransmisor, logrando una función muy parecida a los antidepresivos médicos. El resultado es una creciente disponibilidad de serotonina en las neuronas que conlleva a un estado de ánimo más feliz y sereno.

Aceite de cáñamo para dormir

Uno de los síntomas más frecuentes que padecen personas con depresión o ansiedad son los problemas de sueño. El insomnio es un trastorno muy común entre la población adulta que no suele durar mucho y provoca irritabilidad, agotamiento y un menor grado de concentración y procesamiento de la información.

Sin embargo, este trastorno puede volverse crónico impidiendo mantener la rutina. Al encontrarse en estas etapas, los médicos realizan pruebas para descartar que existe otro tipo de enfermedad causando los problemas de sueño y dependiendo de los resultados se procede a recetar los medicamentos que suelen crear adicción.

Ante esta realidad, muchos doctores han cambiado su perspectiva y recomiendan el aceite de cáñamo para dormir. Al consumirlo con frecuencia el aceite de cáñamo inhibe el dolor, lo que se traduce en relajación de los músculos, principalmente los del cerebro. Esta tensión corporal al verse disminuida, ayuda a conciliar el sueño de manera natural.

Aceite de hemp para la piel

La piel es el órgano más grande de nuestra piel. De la cabeza a las puntas de nuestros pies su función principal es proteger nuestros órganos, pero también juega un aspecto esencial de nuestra apariencia. El aceite de hemp de uso tópico es considerado el aceite con gran cantidad nutrientes gracias a su alto contenido de ácidos grasos que disminuye la pérdida de humedad en la piel.

Al prensarse en frío mantiene los beneficios hemp para la piel son múltiples que van desde propiedades antiinflamatorias hasta renovar la apariencia de la piel. Este tipo de productos es recomendado para personas que sufren de acné, piel seca y escena porque hidrata de manera profunda, además de desintoxicarla. Su textura no es grasa, siendo delicada con todo nuestro cuerpo.

Las temidas venas hinchadas, también conocidas como varices, son una de las afecciones más frecuentes y visibles en la piel que pueden causar inseguridad y progresivamente interferir en las actividades cotidianas de quien lo padece.

Normalmente son las mujeres quienes padecen esta afección por problemas relacionados con las hormonas.  Especialistas recomiendan el cambio de algunos hábitos o directamente recetan medicamentos. Sin embargo, el aceite de hemp para varices se ha vuelto muy popular entre mujeres porque, aunque no elimina las varices, si alivia los síntomas de hinchazón y dolor al estimular la circulación.

Aunque por el momento son escasos los estudios, otro de los usos del aceite de hemp para heridas. Se cree que sus ácidos grasos, especialmente el omega 3 y 6, incentiva una correcta cicatrización de las heridas. Al mismo tiempo, en un ensayo clínico se evidenció que el aceite de semilla de cáñamo usos tópicos potenciaba la cicatrización de la mucosa de la piel después de la realización de cirugías de la garganta, nariz y ojos.

Cómo aplicar aceite de hemp en la piel

Con respecto a cómo aplicar aceite de hemp en la piel lo podrás realizar vía externa u oral. La primera opción es recomendada para beneficiar la apariencia, hidratar y disminuir las irritaciones. Para aplicarlo en la piel esta deberá estar totalmente limpia y seca para proceder a colocarle unas cuantas gotas en la zona afectada. Masajea hasta observar que la piel absorbe el aceite de cáñamo. Se recomienda aplicarlo por la mañana y por la noche.

En el caso de consumirlo vía oral, la ingesta tardar un poco más en hacer efecto, pero los resultados se mantienen por un tiempo más prologando. Este tipo de tratamiento es recomendado para personas de piel delicada, que sufren de irritación o brotes con facilidad. Para consumirlo correctamente deberás tomar al menos 1 o 2 cucharadas diarias que se podrán dividir 2 dosis, una en el día y una en la noche dependiendo de las recomendaciones de tu médico.

Aceite cannabis para el cabello

¿Te preguntaste porque la piel es el órgano más extenso del mundo? A simple vista observas la respuesta, pero ¿sabías qué el cabello y las uñas también se incluye dentro de este órgano? Sí, así como lees, el cabello y las uñas son una modificación de nuestra piel y no solamente cumplen funciones estéticas.

El cabello en la cabeza nos ayuda a regular la temperatura en el cuerpo, especialmente en las temporadas de frío. El aceite cannabis para el cabello contiene nutrientes y vitaminas que restauran su apariencia, aportando un aspecto más fuerte y sedoso. Además, sus propiedades antiinflamatorias ayudan a relajar el cabello, especialmente en los cabellos rizos consiguiendo una onda más suave y manejable.

aceite de cáñamo para perros

Al igual que nosotros, todavía se requieren más investigaciones sobre los beneficios del aceite de cáñamo para perros, pero las evidencias son alentadoras debido a que este animal contiene una gran cantidad de endocannabinoides, obteniendo un efecto más rápido en el cuerpo.

En un estudio realizado por la Universidad de Pisa en Italia se tomaron muestras de perros sanos y perros con afecciones en la dermatitis. Al finalizar la investigación se concluyo que el aceite de cáñamo para perros ayudaba a controlar los problemas de la piel y las alergias.

Igualmente, se cree que el aceite de cáñamo para perros también alivia la ansiedad, el estrés y las convulsiones, enfermedades relacionadas con el dolor crónico, pero se requieren de más investigaciones para asegurar realmente cuáles son sus beneficios.

Dependiendo del país, las regulaciones sobre este tipo de productos varían. En estados Unidos la DEA (Agencia de Drogas de Estados Unidos)  tiene prohibido los tratamiento con productos a base de cannabis, pero esto no es impedimento para que laboratorios y universidades como la Estatal de Colorado realicen investigaciones sobre el aceite de cañamo o cbd para perros.

aceite de cáñamo para la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por provocar dolores crónicos en el musculoesquelético y fatiga extrema. Aunque los anteriores síntomas son los principales, también se presentan otros padecimientos como el trastorno del sueño, la alteración del estado del animo y la memoria.

El dolor se centra en las articulaciones como el cuello y rodillas y provoca sensación de ardor o dolor permanente. Con tratamiento se logra disminuir los síntomas, pero es una enfermedad que no tiene cura, afectando a millones de personas en el mundo, fundamentalmente a mujeres. Un estudio reciente por parte de la Facultad de Farmacia, de la Universidad de Sevilla, se utilizó el aceite de cáñamo para fibromialgia en ratones. Los investigadores concluyeron que el aceite de hemp disminuyó el dolor, normalizando su musculatura, y recuperaron parte de sus capacidades cognitivas.

DESCUBRE  Bacopa monieri: ¿Buena para la memoria?

Aceite de cáñamo autismo

El autismo es un trastorno neurológico diagnosticado a muy temprana edad, normalmente entre los 2 y 4 años, que deteriora las habilidades de comunicación y socialización en quién lo padece. Existen diferentes niveles de esta enfermedad, pero a grandes rasgos se les dificulta establecer relaciones con otros, además de mantener comportamientos repetitivos y ser sensibles a estímulos sensoriales como los ruidos fuertes.

Los medicamentos recetados para tratar el autismo están diseñados para disminuir otro tipo de enfermedades neurodegenerativas como son la depresión y el trastorno del déficit de atención e hiperactividad, pero con el tiempo este tipo medicamentos reducen su efectividad y ocasionan otro tipo de enfermedades, incluso agravando las ya existentes.

Ante este contexto, diversos científicos, farmacéuticas e investigadores realizan múltiples estudios sobre el aceite de marihuanas beneficios en niños autista, con el fin, de proporcionarles una buena calidad de vida. En Israel el descubridor del cannabinoide CBD o cannabidiol, Raphael Mechoulam realizó en 1978 una investigación en 16 niños con epilepsia severa que se conoce como el trastorno que no ha podido controlarse con los medicamentos disponibles hasta el momento.

Su estudió llevó esperanza y alivio tanto a los niños como sus familias al ver reducida exponencialmente los síntomas. Otro investigador israelí el Dr. Adi Aran ha llevado diversos estudios sobre el aceite de semilla de cáñamo para comprobar cuál tipo funciona mejor para las personas con espectro autista. Los participantes de esta investigación, como es el caso del de Ben un niño estadounidense que vive en Israel, han evidenciado una evolución progresiva y significativa al mejorar sus habilidades sociales y mantenerlos tranquilos.

Por el momento faltan más evidencias para comprender las propiedades del aceite de marihuanas beneficios, pero el Dr. Aran, al igual que Raphael Mechoulam, cree que se obtiene una mayor eficacia al no sustraerse solo un compuesto o cannabinoides, es decir, que las semillas del cáñamo propiedades cuentan con un elevado beneficio si interactúan entre sí.

Cómo usar aceite de cáñamo

Con respecto a cómo usar aceite de cáñamo esto dependerá de diversos factores como tu edad, que uso piensas darle, peso, entre otros elementos que un especialista investigará para recomendarte el producto más adecuado. El aceite de semilla de cáñamo lo puedes conseguir en diferentes presentaciones: cápsulas, aceite, cremas, lociones, champús, incluso en aceites esenciales diseñados para vaporizar.

Los productos más consumidos del cáñamo son las capsulas y su presentación líquida que es sencillo de digerir y se puede incorporar a comidas. Para ambos casos las dosis varían en cada persona, por lo cual deberás llevar un control sobre los efectos que te provoca. Con el tiempo, tu médico junto contigo ajustarán la dosis, así obtendrás resultados más óptimos.

El aceite cannabis es utilizado para tratar distintos trastornos neurodegenerativos, pero en los últimos años las semillas de cáñamo propiedades o semillas de hemp se han vuelto muy populares al considerarse un superalimento. Las semillas son fáciles de digerir y se consiguen en su presentación sin procesar que son las semillas, harina, proteína y aceite, logrando concentrar una gran variedad de nutrientes, vitaminas y aminoácidos que benefician por completo tu salud.

Cómo hacer aceite de cannabis

Se considera que el aceite cannabis presenta una elevada cantidad de beneficios respecto a otro tipo de productos de cannabis porque puede aplicarse a cualquier edad, sin presentar efectos secundarios severos, además sus resultados tienden a observarse en un menor tiempo.

Para obtener los nutrientes del aceite cananbis se utilizan diferentes técnicas para su extracción, pero el de mayor calidad y pureza, como ya mencionamos, es el presando en frío de las semillas de cáñamo que pueden procesarse enteras o descascaradas. De cada 100kg de semillas se obtiene alrededor de 30 litros de aceite cannabis. En el caso de la extracción para crear aceite de cáñamo se realiza partir de los cogollos y otras partes de la planta de cannabis para obtener una alta concentración del cannabinoide.

El presado frío es una técnica muy antigua que consiste en la extracción mecánica a temperaturas muy bajas, así se preservan las propiedades del cáñamo en óptimas condiciones y no necesita de ningún tipo de aditivo, convirtiéndolo en un producto 100% natural. Normalmente este tipo de extracción es utilizada por farmacéuticas e investigadores y dependiendo de la pureza y la cantidad de nutrientes su precio varía.

En el caso de no contar con el dinero suficiente para adquirir este tipo de productos, también puedes crear tu propio aceite cannabis, pero te advertimos que realizar este procedimiento, aunque no utiliza ingredientes dañinos para tu cuerpo, no contará con las mismas propiedades que podrás adquirir con el prensando en frío.

Ingredientes:

  • Un frasco lleno de cogollos cannabis
  • Aceite de Oliva alrededor de 250 ml.
  • Aproximadamente 900 ml de Alcohol de cereal (Frio)
  • Frasco para embotellar el aceite

Preparación:

  • En un frasco coloca todos los cogollos hasta llenar por completo un frasco de cristal. Aproximadamente son entre 28 a 30 cogollos.
  • Vierte en alcohol de cereal frío hasta rellenar por completo el frasco de cristal. El alcohol de cereal frio ayuda a liberar los tricomas con mayor facilidad. Deja macerarlo alrededor de 7 a 10 días en un lugar oscuro.
  • En una olla coloca un poco de agua y caliéntala. Filtra el líquido del frasco de cristal. El resultado es una especie de aceite diluido que deberás agregar nuevamente al frasco de cristal.
  • En baño de maría coloca la jarra de vidrio para que esta hierba y se reduzca. Debe reducirse casi por completo, quedando solo 10% de alcohol.
  •  Lo mantenemos en el baño de maría y agregamos unas gotitas de aceite de oliva extra virgen. Remueve constantemente, pero sin ser brusco así el alcohol se va reduciendo exponencialmente. Agregas un poquito de aceite y sigue removimiento.
  • Retira momentáneamente el aceite cannabis. Y en otro frasco agrega 200 ml de aceite extra virgen y caliéntalo por unos minutos.
  • Vuelve a agregar el aceite cannabis al baño de maría hasta que este forme una consistencia espesa y compacta. Que quede casi reducido al mínimo, pero tenga una apariencia concentrada.
  • Removiendo el aceite, agrega los 200 ml de aceite extra virgen y mezcla hasta obtener una consistencia homogénea.
  • Deja enfriar y colócalo en un frasco obscuro limpio por 3 días. El frasco debe estar alejado del sol porque se deteriora rápidamente.

Te recomendamos ubicarlo en un lugar sin luz donde tengas fácil acceso. En caso que esta explicación todavía no te quede muy clara, no te preocupes, dale clic en el siguiente link y mira el video dónde se explica detalladamente este procedimiento.

Tanto el aceite de cáñamo como el aceite de hemp se consume puro o mezclado con otras preparaciones. En el caso del aceite de hemp, es recomendado para preparaciones frías como vinagretas o jugos, así no se descomponen sus ácidos grasos. Como ya comentamos, este tipo de producto debe conservarse en un lugar fresco, oscuro y seco para mantener sus propiedades. Una vez abierto se deberá guardar en un frasco hermético dentro del refrigerado.

Aceite cannabis efectos secundarios

El aceite de hemp o aceite cannabis se perfila como una alternativa natural y eficaz ante el tratamiento de múltiples enfermedades neurodegenerativas, pero todavía falta más investigaciones científicas para comprender con exactitud como actúa en nuestro cuerpo.

Los efectos secundarios del aceite de semilla cáñamo son muy escasos, pero no raros y su aparición se relaciona con una dosis no adecuada en el paciente. Los síntomas mas comunes son el excesivo cansancio y problemas estomacales como son la diarrea y cambios en el apetito.

En el caso de presentar alguno de los efectos secundarios mencionados o observar que sufres de alguna anomalía después de su consumo, lo más recomendable es que suspendas inmediatamente su uso y visites al médico que te receto el aceite de semilla cáñamo para que estudie detenidamente que provoca las reacciones.

Del Cáñamo industrial a la materia prima

Desde sus primeros cultivos, hace más de 5000 mil años, el cáñamo ha sido utilizado como materia prima para la creación de distintos productos. Se extrae su fibra y semillas para la creación de textiles, material náutico, cosmética, papel, plástico, pinturas, incluso para la creación de alimentos con alto valor nutritivo como son el Omega -3 y -6 que hoy conocemos como las semillas de hemp.

A diferencia de otras plantas, el cáñamo es resistente, renovable y biodegradable, convirtiéndola en una excelente alternativa para cuidar el medio ambiente. Muchas industrias han apostado por ella, especialmente la textil porque produce el doble de fibra que el algodón y no utilizan pesticidas, ni otros químicos que contaminan la planta. Marcas como Nike y Levi’s son solo algunas de las empresas que han incorporado este tejido en su ropa y calzado, creando productos más sostenibles y duraderos.

Marihuana

La marihuana es el nombre que hace referencia a la planta Cannabis Sativa hembra que contiene una dosis mayor al 0.3% de THC en Estados Unidos y Canadá. En la Unión Europa se definirá cannabis a la planta con una concentración superior al 0.2% . Físicamente es más corta y densa, desarrollando hojas anchas que la ayudan a producir sus flores donde se concentra el THC.

A diferencia del cáñamo, las plantas de la marihuana se cultivan separadas para evitar su polinización, que reduciría el THC. Solo es recolectado las flores, desechando todo los demás para ser comercializado con fines recreativos o medicinales. En casi todo el mundo, la marihuana con altas dosis de THC es ilegal dificultando su adquisición.

Ante esta situación, se hizo muy popular que cultivadores y empresas farmacéuticas produzcan marihuanas ricas en CBD que son legales y ofrecen múltiples beneficios para la salud. Se comercializa en distintas presentaciones como aceite, cremas, lociones, comestibles, cápsulas, vapeadores y parches. El formato más utilizado es el aceite de CBD porque lo absorbe rápidamente el cuerpo y permite un control más exacto de la dosis.

¿Diferencias del aceite de cbd y el aceite de hemp?

Como ya mencionamos, el cáñamo industrial contiene CBD que le permite crear aceites ricos en cannabidiol. Sin embargo, el aceite de hemp no contiene CBD ¿Cómo es posible? ¿Existe una nueva subespecie? Nada de eso, la diferencia se encuentra en las partes utilizadas de la planta y el método de extracción.

El aceite de hemp se obtiene de las semillas mediante el proceso de prensado frío. En cambio, para el aceite de CBD se le extraen solo sus flores porque allí se encuentra concentrado el cannabinoide. El aceite de CBD tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidante, anticonvulsivo y neuro protector. Mientras que el aceite de hemp, aunque tiene en menor medida cannabinoides, contiene principalmente ácidos grasos como el omega -3, omega -6 y vitamina E que combaten la inflamación, fomentan el desarrollo del cerebro y disminuye el envejecimiento.

En el Reino de las Plantas esperemos que este artículo aclare ¿Cuáles son las diferencias entre el cáñamo y la marihuana? Ambas subespecies influyeron en nuestra evolución, brindándonos diferentes usos y beneficios provenientes de una sola especie.  Actualmente, el mercado de Cannabis Medicinal se ha expandido para atender distintas necesidades que van desde niños hasta ancianos. Queremos conocer tu opinión ¿Has utilizado Cannabis Medicinal? O ¿Has comprado productos a base de cáñamo?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *